Gdansk

Gdansk es una de las tres ciudades del llamado Trojmiasto. Las otras dos son Gdynia, cuya visita es totalmente prescindible, y Sopot, ideal para los que quieran pasar unos días de descanso en las playas del Báltico.

La historia de esta bella ciudad, antigua Danzig, está ligada a dos grandes acontecimientos del siglo XX: en ella dio comienzo la II Guerra Mundial el 1 de septiembre de 1939 con el bombardeo de los alemanes sobre Westerplatte y edificios como el de correos, que en la actualidad muestra una placa y un monumento conmemorativos a la valiente, aunque fallida, defensa llevada a cabo por sus empleados. 40 años después nace en Gdansk el sindicato anticomunista Solidaridad, liderado por Lech Walesa.

Ciudad natal del famoso astrónomo Johannes Hevelius, Gdansk cuenta con un amplio casco histórico completamente reconstruido tras la II Guerra Mundial. En la Targ Weglowy se puede ver el arsenal, un precioso edificio gótico y, desde ella, acceder al casco histórico a través de las tres puertas, la última la del oro, que desembocan en la calle Dluga. Los edificios de esta calle poseen los elementos más representativos de la arquitectura típica de Gdansk que tanto recuerda en algunos aspectos a la belga y la holandesa: estrechas fachadas ornamentadas con remates o áticos adornados con armas, esculturas alegóricas o figuras de antiguos héroes.

Al final de esta calle, a tan solo unos metros del río, se encuentra la plaza del mercado con el Ayuntamiento y la fuente de Neptuno, de mediados del siglo XII. Dice la leyenda que el mismísimo rey del mar contribuyó a la elaboración del más famoso de sus licores, el Goldwasser, ya que ante el enfado por ver a la gente echando monedas en su fuente, golpeó fuertemente con su tridente y convirtió así las monedas de oro en pequeños trocitos, los mismos que se encuentran en esta bebida.

Al traspasar la puerta verde, al fondo de la plaza, se llega a las orillas del Motlawa. Siguiendo el paseo que discurre a la orilla del río hacia la izquierda está la grúa del siglo XV, capaz de levantar 4 toneladas de peso a más de 11 metros de altura, todo un prodigio para la época. También desde aquí salen una infinidad de pequeñas callejuelas de las que cabe destacar la ulica Mariacka, más conocida como del ámbar por las numerosas tiendas donde se pueden adquirir desde anillos y pendientes hasta figuritas hechas en esta piedra preciosa de resina vegetal fosilizada a un precio bastante mayor que en San Petersburgo, por ejemplo.

Al final de esta calle se encuentra la iglesia de Santa María, el mayor templo de ladrillo de Europa. Su interior alberga una Piedad de piedra, un reloj astronómico del siglo XV y una copia del cuadro de Hans Memling “Juicio Final” (el original está en el Museo Nacional de Gdansk).

Merece también la pena desplazarse unos metros más hacia el oeste y recorrer el canal que discurre en perpendicular al río para ver el ayuntamiento de la ciudad vieja, el molino y las iglesias de Santa Catalina y San Nicolás. Ya en las afueras de la ciudad se encuentra la catedral de Oliwa donde destaca su órgano de estilo rococó. En resumen, Gdansk, otra ciudad casi desconocida es una de nuestras favoritas.
















Artículos relacionados:

1 comentario:

  1. Muy buen resumen sobre esa preciosa ciudad que es Gdansk. Aquí pueden encontrarse todos los principales monumentos reunidos en una ruta de un día: http://www.walkingo.com/route.php?city=558
    Yo estuve el año pasado y eché en falta algo así. Para quien le pueda ayudar :)

    ResponderEliminar