Vuelos lowcost: verdades y mentiras

En plena polémica por los recientes problemas de seguridad en varios aviones de la compañía irlandesa de bajo coste Ryanair, mucha gente está opinando y criticando desde la más absoluta ignorancia. En el tema de la seguridad nosotros también somos unos ignorantes y lo único que podemos decir es que aquí no debe ni puede haber diferencia alguna entre compañías. 

Dejando claro que no excusamos en absoluto los fallos de seguridad sean de quien sean, nos gustaría plantear un par de cuestiones: tras el accidente de Spanair en Barajas, en pleno verano, ¿no empezaron a tener incidencias varias en decenas de vuelos? Tras el accidente de Air France, curiosamente también en verano, ¿no había accidentes aéreos casi a diario? ¿Coincidencia? No lo creo. Casi parece más una estrategia de los medios de comunicación en un periodo en el que o no hay nada que contar o lo que hay no se quiere decir.

A continuación vamos a desglosar en varios puntos afirmaciones que se han vertido estos días contra las compañías aéreas lowcost. Nuestra opinión en cada punto se basa exclusivamente en nuestra experiencia personal con Easyjet y Ryanair.

 

1. "Por un poco más voy con una compañía mejor”

Depende. No dudamos que habrá gente que consiga una oferta estupenda, sobre todo fuera de temporada, pero en nuestro caso Easyjet y Ryanair nos suponen la diferencia entre poder o no viajar. Los precios que mostramos son los definitivos para una persona, incluyendo cargos por pago con tarjeta, pero sin seguro de viaje ni facturación de equipaje (entre 15 y 30 euros por trayecto, es decir, se le sumaría una máximo de 60 euros al precio total en caso de añadirlos).
  • Vuelo ida y vuelta de Madrid a Berlín (agosto)
    Easyjet: 45 euros (105 máximo con facturación y seguro)
    Otra compañía: 250 euros
  • Vuelo de ida de Berlín a Basilea (agosto)
    Easyjet: 5 euros (facturación y seguro incluidos)
    Resto de opciones, incluyendo tren: 160 euros
  • Vuelo de ida y vuelta a Londres Stansted (puente de diciembre)
    Ryanair: 52 euros (112 máximo con facturación y seguro)
    Otra compañía: 150 euros
  • Vuelo de ida y vuelta a Dublín (puente de diciembre)
    Ryanair: 45 euros (105 máximo con facturación y seguro)
    Otra compañía: 130 euros
  • Vuelo de ida y vuelta a Londres Gatwick y enlace a Reykjavík (agosto)
    Easyjet: 40 euros y el total de Easyjet/Iceland Express: 350 euros
    Otra compañía: 2300 euros un vuelo directo
  • Vuelo de ida y vuelta a Paris Charles de Gaulle (puente de diciembre)
    Easyjet: 40 euros (100 máximo con facturación y seguro)
    Otra compañía: 190 euros
  • Vuelo de ida y vuelta a Bruselas Charleroi (agosto)
    Ryanair: 50 euros (110 máximo con facturación y seguro)
    Otra compañía: 230 euros
  • Vuelo de ida y vuelta a Cracovia (puente de diciembre)
    Ryanair: 80 euros (140 máximo con facturación y seguro)
    Otra compañía: 420 euros y dos escalas.

2. "Me cobran por todo: tarjeta de embarque, exceso de equipaje..."

Cierto. Pero te avisan no una, sino tres o cuatro veces. Hemos hecho un pantallazo del e-mail que recibimos a los dos minutos de reservar el vuelo a Cracovia. Lo de que tienes que llevar la tarjeta de embarque impresa te lo ponen al principio de todo, además de en el propio asunto del mail, y luego otra vez. Quien no se entera es porque no quiere.


Y otra vez más abajo:

En cuanto al equipaje, también se avisa desde el primer e-mail, como se puede ver en la imagen:


3. “Me obligan a facturar la maleta, no puedo llevar ni una cámara de fotos colgada”

Cierto. Si tu maleta excede los límites permitidos (y bien avisados) tendrás que facturarla y pagar más que si la hubieras facturado desde el principio. También te pueden obligar a facturar si no hay espacio en la cabina del avión pero en este caso se encargan de todo ellos y pagas 0. Guste o no, una sola pieza es una sola pieza y los bolsos, cámaras, bolsas del duty free, riñoneras y demás tienen que ir en esa maleta de cabina o mochila. Puede ser un coñazo pero es lo que hay. Es tan fácil como que una vez que toca ponerse a la cola para entrar al avión acoples todo entre la mochila y los bolsillos del abrigo.


4. “Me mandan la información exclusivamente en inglés”

Falso. Bueno, quizá si reservas desde la web de otro país sea así. En nuestro caso, reservando desde España, siempre hemos recibido la información en español. Se puede ver en este pantallazo del asunto del e-mail.





5. “No se puede quitar el seguro al hacer la reserva y te lo cobran”

Falso. Que venga puesto por defecto no quiere decir que no se pueda quitar. Es tan fácil como hacer lo que te dicen:




6. “Los aviones de las lowcost son mucho más incómodos”


Depende. Si comparas un vuelo de una lowcost de 2 o 3 horas con uno transoceánico, entonces sí, son mucho peores. Pero prueba a comparar ese vuelo largo con uno corto de Iberia y obtendrás los mismos resultados. Nosotros hemos ido bastante más cómodos en un avión de Ryanair o de Easyjet que en uno de Iberia o Brussels Airlines, hablando siempre de vuelos europeos. Un ejemplo: los dos aviones de Easyjet que cogimos para ir de Madrid a Berlín y de allí a Basilea eran bastante más nuevos y cómodos que el de la vuelta desde Basilea a Madrid, teóricamente de Iberia, pero que resultó un “apaño” de la Swiss del tamaño de una avioneta. Era tan pequeño que no hubo ni espacio para todas las maletas.

7. “Durante el vuelo te venden de todo”


Cierto. Y lógico. Como casi todo lo que es más barato, lleva publicidad: cadenas de televisión gratuitas, camisetas que te regalan con el pack de yogures… Si te molesta tiene fácil solución: llevar cascos con música o tapones.

8. “Los aeropuertos están en el quinto pino”


Depende. Ambas vuelan a Madrid Bajaras, al menos de momento, y a otros tantos aeropuertos principales. En el caso de Beauvais es cierto que está bastante lejos de París pero, a cambio, es ideal para alquilar allí un coche y visitar la zona de Normandía y Picardía. El caso es informarse bien de dónde está el aeropuerto y qué comunicación tiene con el lugar que se quiere visitar.


Entonces, ¿lowcost sí o no? Pues como todo, depende. Lo fundamental es informarse bien de todo: precio final (ojo con las sorpresas de última hora de páginas como Rumbo), ubicación del aeropuerto, normas de la compañía… Y después, lo de siempre, comparar y elegir en función de los intereses de cada uno.

Volamos en diciembre de 2012 a Cracovia con Ryanair porque nos costaba cuatro veces menos y nos ahorramos dos escalas. Ahora, si no llevamos la tarjeta de embarque, nos obligan a meter el bolso en la maleta o ésta excede las dimensiones permitidas obviamente no nos vamos a quejar. Otra cosa no, pero avisados, ya estamos.

4 comentarios:

  1. Te voy a dejar un comentario, hombre :)

    A mí personalmente me parece un despropósito meter en el mismo saco a Ryanair y a Easyjet (como también me parece un despróposito hacerlo con Iberia y Swiss). Mientras personalmente procuro esquivar a la primera siempre que puedo, también busco activamente a la segunda siempre que tengo ocasión. Ni los aviones ni, sobre todo, el trato, se parecen en nada (empezando por esa página web inspirada en La Naranja Mecánica que tiene Ryanair, más propia por lo demás de Mercería Loli que de una compañía aérea).

    El billete de 5 euros Berlín > Basilea me parece un fallo de la web y no una tarifa estándar, porque si algo me tengo trillado es el aeropuerto de Basilea, y ya solo de tasas excede en mucho de esa cantidad. Así que felicidades :D

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! Te contesto a tus cuestiones:

    He metido a las dos en el mismo saco porque hasta ahora mi experiencia ha sido idéntica en ambas: con las incomodidades típicas de equipaje, no embarcar por finger casi nunca...

    Iberia y Swiss van en el mismo saco pero por pura decisión de Iberia. Me explico: yo compré el billete de Iberia pero en Basel en aquel momento el vuelo lo tenían compartido con la Swiss (cosa que a mí no me dijo nadie en ningún momento), que en lugar de aviones tenía avionetas.

    El billete Berlín-Basel a 5 euros fue hace muchísimo tiempo! De hecho, incluía el seguro y la facturación sin tener que pedirlo explícitamente. Estoy casi segura de que también tenía asiento asignado. Fue el primer vuelo que reservé con Easyjet y, de hecho, no sabía nada de ellos previamente, en España no estaba todavía de moda :)

    ResponderEliminar
  3. Lo de Iberia Y Swiss en el mismo saco sí que me deja loca porque no son del mismo grupo, uno es Oneworld y el toro, Star Alliance, así que no me consta que puedan operar en código compartido.

    A mí Swiss es una compañía que me agrada mucho. Para empezar, siguen dando bocatín :D. Y los aviones suelen tener bastante espacio y ser cómodos. No puedo decir lo mismo de Iberia. Por cierto, a qué llamas tú avionetas? Swiss tiene aviones de ala alta para corto radio (por ejemplo, Zürich-Praga), y de pequeña capacidad, pero no por eso son avionetas! :)

    ResponderEliminar
  4. Ni idea, es la explicación que me dio mi tío (trabajador de Iberia de toda la vida) en su momento. Quizá por 2004 sí tenían algún tipo de acuerdo jeje

    Mira, busca saab 340 en imágenes y eso es a lo que yo llamo avioneta, poco más grande que con lo que aterricé yo en Kentucky, de ahí que ni en uno ni en otro cupieran todas las maletas.

    ResponderEliminar