Cinco ciudades donde pasar las Navidades a precio de ganga

Estamos a finales de noviembre y la decoración navideña empieza a inundar las ciudades poco a poco. A unos les hace sacar la mejor versión de sí mismos, mientras que a otros les entra la necesidad de comprar compulsivamente. En nuestro caso, aumentan aún más las ganas de viajar.

Como ya comentamos en nuestro artículo sobre capitales europeas en Navidad, el otoño en general y el mes de diciembre en particular es una de las mejores épocas para conocer una ciudad. En la actualidad existen varias compañías low cost que, con sus ventajas y desventajas, permiten viajar de forma mucho más asequible.

En este artículo os proponemos cinco destinos:



1. Basilea

En cualquier momento del año basta con recorrer las principales calles y plazas del casco antiguo de esta joya suiza para darse cuenta de que se contempla una de las ciudades más bellas de Europa. Teniendo en cuenta que a los países centroeuropeos no hay quien les gane en cuanto a decoración navideña se refiere, Basilea bien merece una escapada de un par de días en el mes de diciembre. Si se tiene algo más de tiempo se puede aprovechar para hacer una escapada de un día a la ciudad de la región de la Selva Negra alemana Freiburg, aproximadamente a una hora en tren.


No te puedes perder
...
  • Los mercados navideños de la Barfüsserplatz y Münsterplatz donde se puede contemplar el árbol de Navidad decorado por el experto Johann Wanner y, además, disfrutar de delicias gastronómicas como vino caliente con especias, gofres y salchichas asadas.
  • Los más de 100 abetos que adornan el centro de la ciudad.
  • El Libro público de los deseos, ubicado en el patio del Ayuntamiento, y en el que tanto ciudadanos como turistas pueden escribir lo que más anhelan para estas fechas.

Cuándo ir: de momento, los días con mejores ofertas son del 8 al 12 de diciembre.


2. Berlín


Aun siendo la ciudad más fea de esta lista, al contrario que Basilea, la capital alemana tiene algo especial, fruto de la combinación de su turbulenta historia reciente y la más absoluta modernidad. En esta ciudad se junta de manera radical lo poco que queda de la arquitectura de antes de la Segunda Guerra Mundial con elementos típicos comunistas: tuberías de colores por todas partes, bloques cuadrados de hormigón... En diciembre, sus amplias avenidas, calles y plazas se cubren de adornos navideños y vistosos mercadillos.



No te puedes perder...

  • Los mercadillos navideños de Kulturbrauere, plaza del Ayuntamiento Rojo y Charlottenburg Platz.
  • Los adornos que encuentres en el paseo que va desde el Reichstag y la Puerta de Brandeburgo por Unter den Linden hasta la isla de los museos (muy recomendable el de Pérgamo) y más adelante la Alexander Platz.
  • La pista de patinaje sobre hielo de la Postdamer Platz y, de paso, un vistazo al trozo de muro que se conserva en esta zona y el museo del Check Point Charlie.

Cuándo ir: durante el mes de diciembre el mejor precio es saliendo un lunes y volviendo un jueves, aunque conseguir el mejor precio puede implicar pasar una noche en el aeropuerto de Schönefeld.


3. Lisboa


Aunque siempre merece la pena visitar Lisboa, uno de los mejores momentos del año es en Nochevieja. Tanto el espíritu alegre de los portugueses, más afín al nuestro que cualquier otro, como la proximidad geográfica, son motivos más que suficientes para celebrar aquí la última noche del año a base de la deliciosa gastronomía portuguesa, vinos y con música de fado de banda sonora. En el Bairro Alto hay infinidad de restaurantes que cumplen estos requisitos.




No te puedes perder...

  • La iluminación navideña de las plazas del Comercio,  Rossio, Restauradores, así como la Avenidade da Libertade.
  • El Bolo do Rei, similar a nuestro Roscón de Reyes, que venden en todas las pastelerías.

Cuándo ir: además de los precios de vuelos más que razonables durante todo el mes, a Lisboa se puede ir fácilmente en coche o en tren. Pero puestos a elegir una fecha, ¡la última del año!.

Más información en nuestro artículo Cuatro días en Lisboa.


4. Londres


Una de las mejores ciudades del mundo para ir en cualquier época del año, la ventaja principal que tiene diciembre, además del mejor humor de la gente y la decoración, es que suelen verse cielos azules de vez en cuando.Eso sí, que nadie se lleve a engaño, aunque hay luces, escaparates decorados y algún villancico, estos adornos están dispersos y aislados. Por ello, Londres suele ser la gran decepción de la mayoría de los turistas en esta época. Sobre todo para los fans de "Love Actually" que esperan encontrar la Navidad en todas partes. Quizá por ello, una de las mejores opciones sea la Nochevieja.



No te puedes perder...

  • Las luces navideñas de Regent Street, Picadilly Circus, Leicester Square y Covent Garden. Para contrastar, también conviene acercarse al Soho.
  • El árbol de Navidad gigante de Trafalgar Square y las fuentes que se iluminan de noche. Ya de paso, entrar a la National Gallery y, con un poco de suerte, asistir a un concierto de villancicos gratuito mientras contemplas los cuadros.
Cuándo ir: para una estancia de unos pocos días, la opción más económica es precisamente la de fin de año.

Más información en nuestro artículo Tres capitales en Navidad


5. París


La capital francesa es una de las favoritas del turismo a nivel mundial. Aún así, aunque ya se haya estado antes, su visita en Navidad es imprescincible. En diciembre todo se ve tal y como es: en las calles y cafeterías de Montmartre hay, junto a los turistas, gente del barrio; en la plaza de los pintores se encuentran, sorprendentemente, pintores de los que pintan y no sólo los que regentan chiringuitos para turistas; se puede andar por el Barrio Latino sin empujones; y las calles de Le Marais están llenas de parisinos de compras navideñas. Todo ello adornado de Navidad. Hay mercadillos navideños para aburrir y las avenidas y calles principales tienen sus luces correspondientes.



No te puedes perder...

  • Los mercadillos navideños de los Campos Elíseos, Trocadero y el Sacre Coeur en Montmartre. En todos se puede adquirir el vino caliente con especias típico de esta época.
  • La decoración navideña del Hôtel de Ville y el árbol de Navidad gigante de Notre Dame.
Cuándo ir: tanto la segunda como la tercera semana de diciembre hay vuelos de ida y vuelta por menos de 100 euros por persona. 

Más información en nuestro artículo Tres capitales en Navidad y Nochevieja en Oporto.

Si ya te has decidido a conocer alguna de estas cinco ciudades en las próximas semanas, visita nuestra sección de consejos sobre vuelos, alojamientos, guías de viaje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario