Un día en Potsdam

Aprovechamos uno de nuestros días en Berlín para acercarnos a esta encantadora ciudad, pasear por su cuidado casco antiguo y deleitarnos la vista con los impresionantes palacios del Parque Sanssouci.

Potsdam es desde 1990 capital del Estado de Brandeburgo. Sus edificios quedaron muy dañados en la II Guerra Mundial pero en la actualidad han sido ciudadosamente restaurados y nadie diría el estado en que se encontraban hace años.


Brandenburger Strasse

Nauener Tor

Los mayores tesoros de Potsdam se encuentran al aire libre, divididos entre el casco antiguo y el Parque Sanssouci. Por ello, es recomendable que se visite en un día relativamente bueno o, al menos, no lluvioso. A continuación comentamos los principales puntos de interés de Potsdam.

Parque Sanssouci

Es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1990. Lo más destacado del parque es el palacio del mismo nombre, el Schloss Sanssouci, uno de los mejores exponentes del rococó alemán. Sin embargo, el palacio más grande del parque es el Orangerieschloss, del siglo XIX. En el parque se encuentran además los palacios Neues Palais, del XVIII y Charlottenhof, del XIX aunque imitando las construcciones clásicas romanas.


Schloss Sanssouci


Chinesisches Haus



Además no hay que perderse el Chinesisches Haus, pabellón chino, y Dragon Haus, hoy en día restaurante.

El parque cuenta también con una iglesia, la Friedenskirche; una sala de máquinas al estilo de una mezquita, la Dampfmaschinehaus; el Historische Mühle, molino de agua convertido en museo; la Neue Kammen, zonas para alojar invitados y donde se encuentra la Sala de los Naranjos; el Römische Bäder, que imita unos baños romanos; y la Bildergalerie, con su colección de arte.

Casco antiguo

Saliendo del parque Sanssouci por el este se llega en unos minutos a la Puerta de Brandeburgo, una réplica a menor escala de la de Berlín, y de ahí a la animada calle peatonal que atraviesa el centro y que está llena de tiendas y restaurantes. Al otro lado se encuentra la Nauener Tor.

Nikolaikirche
Junto a la Nikolaikirche (Iglesia de San Nicolás), de la que destacan su inmensa cúpula y las cuatro torres de las esquinas, se encuentra la también animada Alter Markt con su muy bien restaurado Rathaus (Ayuntamiento). A corta distancia a pie se llega al Holländisches Viertel, el Barrio Holandés construido a finales del siglo XVIII y en el que se pueden ver varios edificios con las típicas fachadas de ladrillo rojo.

La ciudad de Potsdam está muy ligada al cine. Aquí se han rodado infinidad de películas, cuentan con escuela y festival de cine y también con el Filmmuseum (Museo del Cine). El museo cuenta con una exposición permanente de los estudios Babelsberg y la historia de Ufa y Defa, dos empresas cinematográficas. El museo hace las delicias de los aficionados al cine pero si se visita también el parque Sanssouci y el resto de la ciudad quizá haya que dejar el museo para otro día.

Terminamos la visita de Potsdam en la Freundschaftsinsel (Isla de la Amistad), que ofrece unas vistas inmejorables de la Nikolaikirche.


Datos prácticos

  • Cómo llegar: lo mejor para llegar a Potsdam desde Berlín es el tren (S7). Una vez en la estación de Potsdam se puede coger un autobús para llegar al extremo suroeste del Parque Sanssouci y empezar ahí la visita para seguir luego rumbo este.
  • Página oficial de turismo de Potsdam

Artículos relacionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario