Tres horas en Jerash

Pasamos tres horas visitando los restos de la ciudad grecorromana de Jerash (o Gerasa), situada a pocos kilómetros de Ammán y de visita imprescindible en un viaje a Jordania.

Antigua ciudad grecorromana de Jerash
Antigua ciudad grecorromana de Jerash

A principios del siglo XIX se descubrieron en Jerash (o Gerasa en castellano) los primeros restos de la antigua ciudad construida allí entre los siglos I al IV. Hoy en día todavía queda mucho por excavar, 11 iglesias entre otras cosas. Aunque generalmente se indica que es una ciudad romana, lo cierto es que en ella también hay restos griegos, como por ejemplo la Plaza Oval, que sólo tiene de romano el suelo. En tres horas, si tienes la suerte de estar también prácticamente solo en la ciudad, puedes visitarla, subir a los puntos más altos para tener perspectiva del conjunto y, si te gusta la fotografía y la historia, deleitarte en ambas.



La visita


Tras el "mini" zoco que hay junto al aparcamiento (y donde se puede ir al servicio), a la ciudad grecorromana de Jerash se accede por el Arco de Triunfo, construido para conmemorar la visita del emperador Adriano. Junto a él, y antes de llegar a la Puerta Sur, se encuentra el Hipódromo, con aforo para 15.000 espectadores.

Puerta sur de jerash
Puerta Sur de Jerash


Hipódromo de Jerash
Hipódromo de Jerash

La Puerta Sur da paso a la ciudad y era la entrada principal de los viajeros que provenían de Ammán. A continuación se llega al foro, la inmensa Plaza Oval desde la que se vislumbra el resto de la ciudad a pesar de estar bastante baja en comparación con otros edificios. Desde el foro, de camino al Teatro, se encuentran los restos del Templo de Zeus, en muy mal estado de conservación. El Teatro, que también utlizaban ocasionalmente como piscina, está muy bien conservado y mantiene una acústica espectacular: en cualquiera de sus 32 filas de asientos se oye a la perfección una conversación en tono normal que se tenga en el escenario. Para hacerse una idea de las dimensiones del edificio y aprovechar también las vistas lo mejor es subir hasta la última grada. Un poco cansado si hace calor pero merece la pena, sin duda.

Plaza Oval de Jerash
Plaza Oval de Jerash


Teatro de Jerash
Teatro de Jerash

Desde el Teatro nos dirigimos hacia el Templo de Artemisa para ver por el camino los restos de varias iglesias, de entre las que destaca la de los Santos Cosme y Damián con un inmenso mosaico. El Templo de Artemisa es otra de las joyas de Jerash, junto al Teatro, la Plaza Oval y el Cardo Máximo. Los capiteles corintios se consevan tan bien que parece mentira que sean los originales. En su momento era tan impactante que el acceso desde el cardo estaba pensado para que al ir subiendo lo fueras viendo poco a poco para que no te diera un infarto de la impresión. Antes de llegar a la Puerta Norte podemos contemplar los restos de otro teatro, en su momento el más importante pero del que apenas queda nada tras un terremoto en el siglo VI.

Templo de Artemisa en Jerash
Templo de Artemisa en Jerash


Columnas corintias del Templo de Artemisa en Jerash
Columnas corintias del Templo de Artemisa en Jerash

Para volver, tomamos el Cardo Máximo, la vía principal de estilo jónico que conecta la Puerta Norte y el foro. La calzada está muy bien conservada, tanto la parte destinada a carros como la de peatones y en algunos puntos tiene hasta las marcas de los carros. En este camino se encuentra el Ágora o plaza pública, de la destacan sus mosaicos y el Ninfeo, la fuente dedicada a las ninfas. Mirando hacia el este del encontramos el Puente Sur, la zona residencial y restos de los baños.

Cardo Máximo en Jerash
Cardo Máximo en Jerash

Ágora en Jerash
Ágora en Jerash

La buena conservación de algunos de los edificios, la ubicación y la ausencia de hordas de turismo hacen de la visita a Jerash una experiencia inolvidable. A nuestro juicio, Jerash es junto a Volúbilis (en Marruecos), la mejor ciudad para admirar su conjunto y que nos cueste menos imaginar cómo era la vida allí siglos atrás.


Datos prácticos

Cómo llegar: Jerash se encuentra a 40 Km al norte de Ammán por lo que se puede llegar fácilmente desde la capital en coche. Nosotros teníamos el viaje reservado con chófer y guía particular así que no tuvimos que preocuparnos del transporte. Combinamos en el mismo día la visita a Ammán por la mañana y Jerash y el Castillo de Ajlun por la tarde, sin parar a comer porque preferimos dedicar más tiempo a las visitas. Si quieres ir por libre, te recomendamos el post de Photoviajeros.

Web de turismo de Jerash 
Más fotos de Jerash

No hay comentarios:

Publicar un comentario