China por libre: cómo llegar

Una vez elegida la ruta a realizar en China llega la hora de reservar los vuelos largos, los que nos llevarán desde España hasta Pekín o Shanghai.


Ya lo tienes decidido, China es tu próximo destino a visitar por libre. Tanto si te vas en unas semanas como dentro de varios meses, si quieres ir más a la aventura o con el viaje más cerrado, son varios los preparativos a realizar. Reservar los vuelos que te llevarán desde España hasta una de las principales ciudades chinas es uno de ellos.

No hay vuelos directos desde Madrid ni a Pekín ni a Shanghai ni a Xi'an, al menos de forma regular. Si vas a visitar al menos dos de estas ciudades lo ideal es que el vuelo de ida sea a una de ellas y el de vuelta desde la otra. Aunque lo habitual es que volando a y desde el mismo aeropuerto sea más económico que el multitrayecto, en los meses que pasamos buscando y comparando precios salía igual e incluso más barato entrar por una ciudad y salir por otra. Piensa además que las distancias en China son enormes y aunque hay vuelos internos o trenes de alta velocidad que conectan Shanghai con Pekín en pocas horas también tienen un coste que pueden hacer que al final resulte más caro y pierdas un tiempo precioso que seguro te falta en cualquiera de las ciudades chinas.

Así, para viajar a China no queda otra que hacer escala. Tanto con una como con dos escalas hay multitud de opciones, pero a no ser que quieras combinar el viaje a China con otros destinos lo mejor es que hagas sólo una y que ésta sea de la menor duración posible, siempre que sea con la misma aerolínea (o con una distinta pero que no te obligue a recoger equipaje durante el tiempo en tránsito y volver a facturar).

Estas son las opciones más habituales que conectan Madrid con Pekín y Shanghai:

¿Cuál es la mejor? ¿Y la más barata? Depende. Incluso en el mismo día puede variar y que la más cara se convierta en la más barata y con mejor escala. Nuestro consejo es que mires a diario durante varias semanas páginas como Kayak, Rumbo y las de las propias aerolíneas. Y en cada búsqueda prueba las dos opciones: ida a Pekín y vuelta desde Shanghai y viceversa. Nosotros no caímos en esta segunda opción porque estábamos empeñados en volar a Pekín y al probar lo contrario el precio bajó 200 euros por persona.

En nuestro caso la opción más económica y que además tenía menor tiempo en tránsito (2 horas justas, ideal para ir tranquilos pero sin llegar a tener que esperar apenas nada) y mejor horario fue Finnair (vía Kayak - Airlink Direct). Sin embargo, cuando empezamos a mirar vuelos la opción más barata era Aeroflot, con una escala de bastantes horas, eso sí. Si eliges esta opción, no conoces Moscú (o te gusta tanto que quieres repetir) y no te importa gestionar y pagar el visado para Rusia, puedes aprovechar para dar un paseo por la Plaza Roja y sus aledaños: Kremlin, Jardín de Alejandro...

Especial viaje a China: 21 días por libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario