China por libre: dónde dormir

Hoteles, hutongs, apartamentos o una litera en un tren. Cualquiera de ellas es una opción a considerar para pasar una o más noches en un viaje a China por libre.

Hotel tradicional chino en Pingyao
Al igual que ocurre con los vuelos y los trenes, en China hay multitud de opciones a la hora de elegir alojamiento. En función del presupuesto y las necesidades del viaje puedes elegir una o otra, o lo que es más habitual, combinar varias. En nuestro caso, lo primero que reservamos fueron los hoteles "occidentales" porque intentamos cubrir en la medida de lo posible unos mínimos en limpieza, aseo privado, pago con tarjeta, etc. Al trazar la ruta final, acabamos alojándonos también en un hotel tradicional chino y pasamos un par de noches en las literas de un tren.

Hoteles en China

Los hoteles "occidentales", son los típicos alojamientos que encuentras en el resto del mundo, con sus distintas categorías y precios y en los que, para variar, se puede pagar con tarjeta. Se reservan fácilmente a través de webs como Booking y, por lo general, al haber tanta oferta, las reservas se pueden modificar o cancelar sin coste alguno hasta unas horas antes. Esto es una gran ventaja porque para obtener el visado necesitas llevar las reservas de los alojamientos, pero luego quizá según vayas leyendo información de sitios a visitar, barrios, etc. puede que prefieras una localización diferente a la inicial, ampliar o reducir alguna noche en una ciudad o añadir nuevos destinos que no tenías previsto inicialmente. En nuestro caso, las reservas iniciales con las que fuimos a pedir el visado y las que al final hicimos, no tenían nada que ver.

¿Cuáles son las diferencias con los hoteles en Europa o Estados Unidos?
  1. Son muy baratos por norma general. Excepto los de 5 estrellas superior de las principales ciudades, puedes alojarte en hoteles de 3 o 4 (incluso 5 en lugares como Datong) en pleno centro desde 20 euros. La calidad es muy similar a la que encontramos en España y, al menos según nuestra experiencia, los de tres estrellas cumplen de sobra en limpieza y confort. Eso sí, las camas, una piedra, pero es que no conciben otra cosa.
  2. No hablan inglés. Ni en la recepción ni en ningún otro sitio del hotel vas a encontrar a nadie que hable inglés, ni siquiera en un hotel de 4 o 5 estrellas. A ver, para coger la reserva y lo más básico, sí, pero no intentes nada más complicado que eso. Sí lo hablan muy bien en los hoteles de lujo pero principalmente porque el personal que trabaja en ellos no es chino.
  3. A la llegada cobran unos depósitos exagerados. Cuando te dan la factura de repente el precio es mucho mayor de lo que habías reservado y se te queda cara de "me han estafado o he sido yo tan bobo como para creerme que era tan barato". Ninguna de las dos cosas. Este extra inesperado es el depósito que también te cobran en otras partes del mundo (y que luego te devuelven), sólo que bastante más elevado en proporción y con el inconveniente de que debido al punto anterior, no te explican el motivo. La palabra "deposit" excede los conocimientos de inglés de los recepcionistas chinos.
  4. No dejan de ser chinos. Puede ser un hotel de 4 estrellas con una elegantísima recepción y personal de punta en blanco pero eso no quiere decir que no te vaya a tocar vivir alguna "pelea" surrealista porque te dan tickets para el desayuno para 2 días cuando la reserva es para 5 (y tú has reservado y pagado habitación y desayuno). O porque has visto un papel en la habitación que pone que el hotel tiene servicio de transfer al aeropuerto. Su solución es mandarte a un empleado a comprobar la información, pero misteriosamente desaparecerá y nadie volverá a saber nada de la palabra transfer.

A continuación podéis ver los hoteles en los que nos alojamos y nuestra valoración de los mismos:
  • Hotel Charms en Shanghai: excepto los problemas comunes de idioma y la pelea por el desayuno, no tenemos queja. Está junto a la Plaza del Pueblo, muy céntrico y con varias líneas de metro, por lo que es a nuestro juicio la mejor ubicación en Shanghai.
  • Guilin Sapphire Hotel: para su precio es excepcional. Se encuentra junto al mercado nocturno, está limpio, hablan el suficiente inglés para los trámites básicos y a través de la agencia integrada en el mismo puedes resolver el resto de cuestiones: excursiones, taxis...  
  • Citadines Central Xi'an: es un aparthotel de lujo con una ubicación inmejorable. Además, nos regalaron el desayuno de día y medio (3 tickets) y tiene sala de lavandería, muy útil cuando viajas por libre y en agosto. Tuvimos un pequeño problema porque se estropeó el aire acondicionado y nos tocó reclamar un par de veces, hasta que la habitación se convirtió en sauna y ya se convencieron de que aunque hiciera ruido el aparato, lo que salía del mismo era temperatura ambiente. En 5 minutos teníamos otra habitación lista.
  • Hongqi Grand Hotel y Howard Johnson Jindi Plaza en Datong: aunque sólo pasamos unas 30 horas en Datong, nos alojamos en dos hoteles: el primero fue durante unas horas más desayuno porque el tren llegaba a las 4 de la madrugada y estaba junto a la estación. Nos lo reservó la agencia con la que contratamos el packete billetes de tren y excursiones en Datong. En este primer hotel nos tocó de nuevo pelear por el desayuno que teníamos incluido. Al final, ante la negativa del recepcionista de darnos los tickets, hicimos el chino y nos metimos sin más en el restaurante. El segundo hotel, que usamos para pasar la noche completa en Datong antes de coger un tren diurno con destino a Pekín, era inicialmente un capricho para descansar en su anunciado spa tras dos noches en tren. Resultó que el significado de los términos "piscina" y "spa" para los chinos es un charquito de medio metro de profundidad y a recorrer en dos brazadas y un servicio de masajes de pago, respectivamente. Además, la WiFi estaba limitada a la recepción. Las vistas de todo el casco antiguo desde la habitación, inmejorables, todo hay que decirlo. También hay un supermercado justo al lado donde abastecerse de lo que uno quiera guiándose por los dibujos y el olfato, claro.
  • Tianan Rega Hotel Beijing en Pekín: lo mejor es la ubicación ya que se encuentra a unos minutos a pie de la Ciudad Prohibida y la Plaza de Tian'anmen. Además, dispone de una terraza en la planta superior con unas vistas estupendas. Por lo demás, no tenemos queja, un 4 estrellas chino en toda regla.
Hutongs y viviendas tradicionales

Para experiencia más auténtica tienes la posibilidad de alojarte en un hutong en Pekín o su equivalente en el resto de ciudades y pueblos, es decir, viviendas tradicionales chinas. para reservarlos lo mejor es hacerlo directamente a través de Ctrip. Según dicen, en este tipo de alojamiento curiosamente hablan inglés bastante mejor que en los hoteles.

Nuestra experiencia en este caso se limita al Hotel Hongjintai Inn de Pingyao, donde reservamos una habitación en un hotel tradicional durante unas cuantas horas del día (llegamos de madrugada en tren y esa misma noche cogimos otro), básicamente para poder ducharnos en condiciones y porque además nos recogieron y llevaron a la estación de tren gratis.

Para pasar sólo unas horas la verdad es que la experiencia fue muy positiva porque la habitación y el resto de estancias eran como los de las casas museo de Pingyao. Ahora, la limpieza era tirando a regular, el baño tan auténtico como el resto y la cama que nos sirvió para una mini siesta nos habría destrozado la espalda si hubiéramos tenido que pasar una noche entera. Pero es cierto que el recepcionista fue el chino con mejor nivel de inglés (detrás de los estafadores) que encontramos.

En el tren
Para realizar largas distancias en tren lo ideal es hacerlo durmiendo en una litera durante la noche. Así tienes todo el día anterior y posterior para disfrutar del lugar. En el post específico de trenes en China podéis ver toda la información sobre los tipos de tren, asientos, literas... Y cómo adquirirlos.

Apartamentos
Aunque no podemos decir qué tal es la experiencia, otra opción de alojamiento en China son los apartamentos. Hemos tanteado el tema en Airbnb y la verdad es que hay bastantes opciones, así que es otra alternativa a considerar.

Especial viaje a China: 21 días por libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario