China por libre: grandes distancias en tren

Aunque el avión es el medio idóneo para recorrer los miles de kilómetros que separan las principales ciudades chinas, el tren es otra alternativa a considerar que, permite, además, llegar a pueblos más pequeños y que no te puedes perder en un viaje a China.

Litera blanda de un tren chino nocturno

La red ferroviaria china cubre todas las ciudades y puntos principales del país. En pueblos más pequeños como Pingyao puedes tener sólo un par de trenes al día pero las ciudades principales tienen muchísimas conexiones diarias, aunque no todos los trenes son iguales, ni mucho menos.

Al igual que en otros aspectos, los trenes en China no tienen término medio y pasan de los de alta velocidad que conectan ciudades como Shanghai y Hangzhou en poco más de una hora, a otros que parecen sacados de un museo y que tardan hasta 9 horas para un trayecto de 500 kilómetros. Así que lo primero que debes saber si vas a coger un tren en China es que no puedes decir simplemente "quiero ir desde este sitio a este otro" porque un mismo trayecto puede ser de una hora o de un día en función del tipo de tren. Esta diferencia la marca la letra que precede al número de tren. Así:

  • G: alcanzan los 300 km/h y conectan Pekín y Shanghai en 4 horas.
  • C: son los más rápidos pero sólo conectan Pekín y Tianjin
  • D: trenes de alta velocidad (hasta 300 km/h) con asientos de primera y de segunda clase.
  • Z: circulan de noche y sin paradas intermedias y, además, tienen compartimentos de dos con baño privado.
  • T: para en grandes ciudades y también en capitales de provincia.
  • K: realiza más paradas, y por lo tanto es más lento, que los T, pero es algo mejor que los que no tienen letra.
  • Sin letra: son los más lentos y paran en cada pueblo.
Hay varias web que te permiten buscar las distintas opciones y algunas de ellas incluso reservar porque son agencias. Podéis verlas en nuestro especial trenes en China en Tumblr


Antes de reservar tenéis que tener en cuenta que, además del número y letra del tren, debéis indicar el tipo de asiento que queréis. Para las largas distancias, ya sean nocturnos o diurnos, estas son las opciones:
  • Sin asiento: es baratísimo viajar así, ahora a ver quién aguanta de pie un trayecto de 8 horas. Si aún así optas por ello, ten en cuenta que el espacio en el vagón es limitado entre los asientos y la gente que va de pie así que debes darte prisa en subir en primer lugar para poder dejar tu maleta cuanto antes en alguno de los compartimentos.
  • Asiento duro: dos o tres asientos frente a otros dos o tres, un montón de gente de pie alrededor durante todo el trayecto. A no ser que subas corriendo nada más abrir las puertas y te pelees con quienes no llevan asiento reservado te va a tocar llevar tu maleta encima como buenamente puedas.
  • Asiento blando: son algo más cómodos que los duros y con más espacio.
  • Litera dura: en un mismo vagón abierto hay entre 6 y 8 literas.
  • Litera blanda: la comodidad no reside en que la litera sea más blanda sino en que el compartimento es cerrado y para cuatro. Reservar litera blanda significa que en ciertas estaciones, como la de Xi'an, tienes acceso a una sala de espera VIP
Independientemente del asiento o litera reservado los aseos son comunes. No podemos hablar de ellos porque conseguimos evitarlos. Viendo como eran los de la sala VIP de la estación de Xi'an preferimos no tentar a la suerte pero de eso ya hablaremos en el post especial baños en China.

Al subir al tren, el revisor se queda con tu billete y tú te quedas un poco con cara de pócker: ¿y si ahora me dicen que no tengo billete y me echan del tren en medio de ninguna parte? Esta duda nos asalta a todos pero lo cierto es que no hay problema alguno. Gracias a llevarse tu billete, unos 30 minutos antes de llegar a tu destino el revisor se encarga de despertarte.

Ya has mirado los distintos trenes para largas distancias y también para hacer una escapada de un día, pero ahora, ¿cómo reservarlos? Sea cual sea el trayecto, sólo hay dos maneras de adquirir el billete: directamente en la estación de origen o a través de una agencia que haga ese trámite por ti y te lo entregue en el hotel o donde acordéis. No se pueden sacar directamente por Internet ni puedes sacar en una estación un billete para un tren que no parta de allí. Es decir, en Pekín no puedes comprar el billete para ir de Pingyao a Xi'an, por ejemplo.
  • Si es un trayecto más corto, tipo ida y vuelta en un día, como para ir de Shaghai a Hangzhou o a Suzhou y tienes varios días como opción lo mejor es que compres los billetes directamente en la estación el mismo día que llegues para que así haya plazas. Nosotros lo primero que hicimos al llegar a Shanghai, tras cambiar dinero y dejar el equipaje en el hotel, fue ir a la estación y sacar los billetes de tren a Hangzhou para dos días después. Como no hablan ni una palabra de inglés y además hay muchísimos trenes que hacen el mismo recorrido, lo ideal es que lleves escritos los números de tren de ida y vuelta por orden de preferencia (por si no hubiera plaza en alguno). En la web www.cnvol.com (para imprimir las instrucciones en chino) puedes consultar los números de tren y, sobre todo, sacar el texto en chino solicitando el tipo de billete que quieres, para qué día y en qué tipo de asiento. Esto pegado en el cuaderno de viaje te ahorrará un tiempo precioso.
  • Para los trayectos largos, que por lo general se realizan en tren nocturno, puedes arriesgarte a sacarlos en la misma estación el día que llegas o llevarlos ya reservados a través de una agencia china, tras el cobro de una comisión. Nosotros no quisimos arriesgarnos a que nos tocara ir de pie o menos aún a quedarnos sin plaza así que reservamos los trayectos Xi'an - Pingyao y Pingyao - Datong en tren nocturno en litera blanda y el diurno en asiento duro Datong - Pekín con la agencia Viajar por China. No tuvimos más queja que el no llevar asientos contiguos en el tren diurno de Datong a Pekín. Eso nos dio una idea del problema que podíamos haber tenido de no haberlos llevado ya reservado dado que en Datong apenas estuvimos unas horas y en el tren que cogimos no había hueco ni para una mosca.
Para terminar, un par de consejos para trenes de largo recorrido:
  1. Si puedes elegir, es mejor que la primera parada del tren sea la en la que te subes, así te evitarás tener que desalojar al que se subió antes y ocupa tu litera ilegalmente.
  2. En el caso de que vayas en asiento duro, intenta subir pronto al tren (verás que se forma cola, sobre todo de la gente que va de pie y quiere coger el espacio menos incómodo) o cuando llegues a tu asiento no habrá ni un milímetro libre donde dejar tu equipaje y te tocará llevarlo encima y estar completamente encajonado durante todo el trayecto.

Especial viaje a China: 21 días por libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario