China por libre: moneda, tarjetas de crédito y compras

¿Yuan? ¿RMB? Por muy barato que quieras viajar a China vas a tener que utilizar su moneda. En este post te contamos todo sobre la moneda china: dónde cambiar, cómo pagar, tarjetas de crédito...


El término habitual para denominar a la moneda china es el yuan. Al igual que la mayoría de blogs y webs, nosotros también hablamos de yuanes en nuestros artículos sobre China. Sin embargo, el nombre oficial es Renminbi, que significa moneda del pueblo, y en los billetes el símbolo que aparece es RMB (entre nosotros decidimos llamarlo rambutanes). El yuan es entonces la unidad básica del renminbi y es coloquialmente como se conoce a la moneda china, incluso en el propio país. Lo importante es saber que tanto si te dicen un precio en RMB como en yuanes significa lo mismo. Cada yuan se fracciona en 10 jiao y cada uno de ellos en 10 fen, aunque al menos nosotros no llegamos a ver esta última moneda mas que en una ocasión. Existen billetes de 5, 10, 20, 50 y 100 yuanes y las cantidades menores, tanto de yuanes como de jiao, son en monedas. Cuanto más occidental o turístico sea el producto o servicio a abonar más fácil es que sean yuanes redondos, sin jiao.


Cuánto llevar

El total de dinero a llevar desde España dependerá en gran medida de la duración del viaje y del plan del mismo: qué excursiones vas a hacer, compras imprescindibles... Y lo que ya tienes pagado desde antes del viaje o no. En general, todo es más barato que en España, en especial las comidas y compras y no tanto las entradas a lugares muy turísticos y emblemáticos como la Ciudad Prohibida, los Guerreros de Xi'an, la Gran Muralla... Aunque hay cajeros lo mejor es que lleves dinero suficiente para evitar tener que sacar allí y pagar la correspondiente comisión. Nosotros llevamos 500 euros para los dos durante 21 días y nos sobró, ya que llevábamos los hoteles y traslados principales (vuelos internos y trenes nocturnos) ya pagados desde España.

Dónde cambiar dinero

Lleves la cantidad que lleves en euros y otra moneda lo mejor es no cambiarlo todo a la vez, sino ir haciéndolo según vayas necesitando cada dos o tres días. En el aeropuerto que aterrices necesitarás cambiar una pequeña cantidad para coger el metro, taxi... Pero cambia sólo lo imprescindible. Una vez en Pekín o Shanghai puedes acercarte a cualquier banco que te ofrecerá mejor cambio seguro. ¡Ojo!, bancos hay miles, con horarios muy amplios pero no son 24 horas y en todas partes por muy capitalistas encubiertos que sean. Así que si vas a llegar por la noche y al día siguiente tienes una excursión o es domingo, mejor cambia algo más en el aeropuerto, por si acaso.

En el día a día

En la mayoría de los hoteles hay cajas fuertes donde puedes dejar el dinero sin cambiar y parte de los yuanes; así, según lo que vayas a ver y hacer cada día puedes llevar el equivalente a unos 50 euros encima, con billetes de varias cantidades y siempre con monedas porque en algunos autobuses, por ejemplo, tienes que pagar el precio exacto con moneda. Ese dinero de cada día puedes llevarlo distribuido así: billetes grandes en una cartera o riñonera de estas que van pegadas a ti y que no se ven ni se sabe que las llevas; monedas en un bolsillo con cremallera fácilmente accesible; y billetes pequeños en otro bolsillo o una cartera que tengas a mano. No es para evitar un robo, porque carteristas no hay ni uno, sino para evitar perder parte al sacar la cartera y que te sea más cómodo ir pagando sin sacar un fajo inmenso de billetes cada vez.

Tarjetas de crédito

En este punto es donde China es lo más opuesto a Islandia que hemos encontrado, además de en la cantidad de gente que hay en cada sitio. Si en Islandia no hace falta llevar ni una sola moneda o billete para nada de nada (de hecho, desaconsejamos totalmente llevar ni siquiera euros), en China la tarjeta de crédito va a quedar casi intacta al final del viaje. Cuando lleves dos o tres días en China optarás por dejarla en la caja fuerte del hotel y no pasearla más inútilmente.

Quedan excluidos los hoteles para occidentales de 3, 4 y 5 estrellas que suelen aceptar tarjetas de crédito, aunque de manifiesta mala gana. En China, no aceptan tarjetas de crédito ni en museos, ni en agencias de viaje locales, ni en estaciones de trenes y autobuses, ni en restaurantes (ni occidentales ni chinos), ni en tiendas, ni en supermercados. Vamos, en prácticamente ningún sitio. De hecho, es sacar la tarjeta y mirarte con cara de entre miedo y asco y empezar con su "ma ma ma" (ver post 12 cosas que debes saber de los chinos).

¿Dónde aceptan tarjetas de crédito en China? Como decíamos, según nuestra experiencia, en los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas para occidentales de las ciudades principales, en el restaurante Bi Feng Tang de Shanghai (y sólo porque un amigo que hablaba chino se puso pesado) y los restaurantes Fangshan y Kim Mansion Gate Roast Duck Shop de Pekín.


Recuerda que tanto si vas a pagar con billetes como con tarjeta te mirarán con cara rara si no se lo das con las dos manos, tal y como te contamos en el post de costumbres chinas.

De compras

Excepto en supermercados, restaurantes y tiendas de grandes de museos en China nada tiene un precio fijo. El regateo es absolutamente imprescindible si no se quiere pagar hasta 10 veces más, no sólo por una camiseta o un souvenir, sino por una simple botella de agua. El regateo es todo un arte en China aunque si estás acostumbrado a ello de países musulmanes sólo tienes que seguir la misma estrategia pero pensando que allí es mucho más exagerado.

Si quieres acabar rápido lo mejor es que digas tu precio y, si te dicen que no, te vayas y listo. Si vuelven a por ti es que puedes sacarlo por ese precio que has dicho, no cedas ni dudes lo más mínimo. Si cuando dices tu precio se van, prueba en otra tienda y si en dos o tres se van es que de verdad estás diciendo demasiado poco. Lo bueno es que como tiendas y puestos hay miles puedes probar todo lo que quieras. Si no se te da bien regatear o fingir que no puedes pagar más, lleva encima sólo lo que quieras gastarte y verás qué bien funciona.

Especial viaje a China: 21 días por libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario