China por libre: seguridad

China es un país muy seguro en cuanto a carteristas, robos con violencia... Sí es habitual cierto tipo de timos al turista que pueden amargarte el viaje.



"Por lo general, China es un país bastante seguro. No obstante, hay que extremar las precauciones para evitar robos en los sitios turísticos, en medios de transporte como el metro de Pekín, en mercados y en cualquier otra zona concurrida". Estas son las recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores. Basados en nuestra experiencia y en la de otros viajeros que han visitado China, sólo coincidimos en la primera parte, que es un país bastante seguro. Pasamos varios días en grandes ciudades como Shanghai y Pekín, moviéndonos siempre en metro y autobuses, visitando mercados y los principales puntos de interés turístico y ni atisbo de robos. Suponemos que la fuerte presencia policial y los controles en puntos como Tian'anmen echan para atrás a los posibles carteristas.

El timo de la ceremonia del té

Lo que sí pudimos comprobar en primera persona fueron los famosos timos de la ceremonia del té y sus variantes, tanto en Shanghai como en Pekín. Estás en China, nadie entiende ni habla inglés, ni siquiera en los hoteles pasan del nivel más básico, son buena gente pero mantienen las distancias a no ser que requieras de su ayuda y, de repente, se te acerca una simpática pareja que lo habla mejor que el chino y está deseando charlar. O simplemente empiezan pidiéndote en un perfecto inglés que les hagas una foto porque ellos también aparentan ser turistas. ¡En guardia! Te preguntarán de dónde eres, cuánto llevas en China, si te gusta... Vamos, todo muy cordial y normal. Ellos fingirán que están aprendiendo inglés y quieren practicar, todo con sonrisas de oreja a oreja permanentes. Y en cuanto se haya roto el hielo te propondrán seguir la conversación en un sitio genial donde hacen la ceremonia del té. Si picas, en algún momento ellos desaparecerán y a ti te pegarán la clavada del siglo y como te niegues o discutas vendrán unos "simpáticos" gorilas a quitarte de la cabeza todo intento de rebelión.

Este timo es muy frecuente en la Plaza del Pueblo, East Nanjing Road y Yuyuan en Shanghai y en los Hutongs y zonas más turísticas de Pekín. Aunque lo sepas y no vayas a caer en la trampa, como son tan simpáticos y empalagosos te hacen perder muchísimo tiempo. No es fácil convencer a una dulce parejita que te invita amablemente y te pide por favor que les ayudes a mejorar su inglés. En nuestro caso optamos por hacernos los suecos, los chinos o más bien los españoles: les contestábamos siempre en castellano que no entendíamos nada y seguíamos andando. Mano de santo.

El problema con este tipo de timos es que hay veces en las que puedes perder una interesante oportunidad de charlar con la gente de allí. Tras ver estos intentos de timo constantes, más que allí nadie habla inglés, a la primera que se te acerca alguien que sí lo habla ya desconfías y puede que sus intenciones fueran totalmente inocentes. En Guilin, por ejemplo, se sentó junto a nosotros un profesor de colegio que machacaba a sus chavales a diario para que aprendieran inglés. Se tiró un buen rato hablando con nosotros y luego nos invitó a ver la galería de arte de un amigo. Hasta ahí bien, fuimos y no compramos nada, no había posibilidad de encerrona. Luego nos habló de un restaurante estupendo para probar el pescado de la zona, nos entró el miedo y nos negamos. Quizá habría sido una experiencia estupenda, tanto personal como culinaria, pero no quisimos arriesgarnos.

5 consejos para que no te estafen ni te roben en China

  • No lleves el dinero en la mano, o guardado detrás en la mochila o cualquier otra invitación para que te peguen el tirón.
  • Nunca dejes dinero y documentación en el hotel si no es en la caja fuerte.
  • Lleva siempre el dinero lo más distribuido posible en sitios seguros: bolsillos frontales que queden tapados, riñoneras y bolsos específicos de viaje que son para llevar por dentro de la ropa y cajas fuerte de hoteles. 
  • Deja para los bolsillos frontales del pantalón billetes pequeños y monedas que puedas sacar fácilmente cuando lo necesites.
  • Desconfía de cualquiera que se te acerque directamente hablando en perfecto inglés, en especial en las zonas comentamos de Shanghai y Pekín. Por si quieres probar suerte a ver si no es un timo, habla con ellos o acompáñales si quieres, pero nunca a un sitio que pueda convertirse en una encerrona.
Especial viaje a China: 21 días por libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario